Acerca de encontrarte a vos en Cuba

Aparecete una mañana en un sueño, cuando quieras. No importa que sea en Cuba. No importa lo que sea. Porque es. Aunque es solo un sueño de una mañana en La Habana. Mientras tu cara que tanto falta se aparece en un museo, de repente. Y con tu nombre se aparece. Me parece tanto verte, que te espero.

– “Solo quería que veas, lo demás.” –

Todo lo demás no es nada - miércoles, veinticuatro de diciembre de 2008 - La Habana - Cuba