Blade Runner

Momentos simples, y encuadres desparramados en un esquema de espacio – tiempo. A motivo de referencias continuas, que me llevan y me traen, gestos que ya no existen, situaciones que no están.

Momentos que fueron todo, en algún lugar que tampoco es. Un millón de suspiros para pensar cada cosa que pudo ser y que no fue, ni será, nunca más. Y las sonrisas solo valdrán como recuerdo, mientras la memoria lo permita.

“Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.”

Fue hora de morir.

Abre los ojos - martes, veinte de enero de 2009