556

Después del golpe la cama.
Después de terapia la sala.
Despertar, más rápido que lento.
Recordar, realidades hechas sueño.
Deseo de moto, de autopista,
de París, Hawai, de playa.
Deseo de viajar, revuelta la memoria.
Sonidero de rimas, historias más historias.
El tren que pasa por la puerta.
Ochocientas enfermeras con pastillas.
La luz bajita y las cortinas.
Dos horas de visita en alerta.
El sillón, la bandeja, la puerta.
Cuatro comidas al día y de noche.
La vecina gorda sin el postre.
La música celular con chocolate.
Resguardar, la barra de metal.
Respirar, noches y más noches.
La bandera, con globos de abrazo.
El cumpleaños, multitudinario.
La ventana, de mañana.
El mundo, todo, en una sola sala, la cama.

Consecuentemente - domingo, trece de octubre de 2013